La Justicia comenzó a avanzar en la causa por los delitos a la ley electoral y, por la gravedad de los hechos, el partido de Mauricio Macri podría llegar a perder su sello a solo un año para los comicios, debido a la investigación de El Destape que comprobó casi 500 falsos aportantes de campaña que resultaban ser beneficiarios de planes sociales.

El fiscal con competencia electoral Jorge Di Lello avanzó en la causa preliminar que decidió iniciar tras el informe de este medio, y solicitó las primeras medidas de prueba, que tenderán a esclarecer el perfil de los supuestos financistas de la campaña de Graciela Ocaña y Esteban Bullrich en Provincia.

LEÉ MÁS: EXCLUSIVO | Por la falsificación de aportantes y afiliados, el PRO podría perder su sello en Buenos Aires

Según explicaron fuentes judiciales a este medio, de confirmarse que el partido político afilió masivamente a beneficiarios de planes sociales podría afrontar severas multas y hasta perder el sello en la provincia de Buenos Aires a poco menos de un año para las elecciones.

Por lo que ahora restará determinar quién falsificó su firma y su ficha de afiliación, lo que será determinado a través de una demanda colectiva que presentarán en apenas semanas, sumando así la tercera causa judicial tras la relevación de la escandalosa estafa del Gobierno.

Embed