El Papa Francisco llegó a Emiratos para protagonizar una jornada histórica en la que firmó un pacto interreligioso con el imán, quien lidera las oraciones islámicas, Sheikh Ahmed al Tayeb. En el documento firmado hicieron hincapié en la lucha contra el terrorismo.

Uno de los gestos que más trascendencia tuvo a nivel global fue el beso que se dio con el imán Sheikh Ahmed al Tayeb, luego de firmar un documento sobre la lucha contra el terrorismo, en el marco de esa reunión interreligiosa.

El saludo tomó trascendencia por ser el primer gesto de cercanía entre musulmanes y católicos. “Estoy aquí como un hermano”, dijo Francisco.

“Declaramos resueltamente que las religiones nunca deben incitar a la guerra, las actitudes odiosas, la hostilidad y el extremismo, ni deben incitar a la violencia o al derramamiento de sangre. Estas realidades trágicas son la consecuencia de una desviación de las enseñanzas religiosas”, señaló.

Y agregó: "Las buenas relaciones entre Oriente y Occidente son indiscutiblemente necesarias para ambos. No deben descuidarse, de modo que cada uno pueda enriquecerse con la cultura del otro a través de un intercambio y un diálogo fructíferos".

El papa Francisco lanzó este lunes en Abu Dhabi un llamado a la libertad religiosa y al fin de los conflictos, así como evitar utilizar las religiones para justificar la violencia.

En esta nota