La oficina de escuchas telefónicas está poblada de hijos de jueces, camaristas y fiscales de peso en los tribunales. Entre ellos, el hijo de Stornelli, el fiscal que quedó involucrado en una causa donde el abogado Marcelo D'Alessio extorsiona a un empresario para que pague una coima que lo deje al margen de la causa de la fotocopia de los cuadernos.

El fiscal hoy está complicado en la Justicia pero tiene gente de primera mano en la oficina de escuchas ya que su hijo Mateo es parte de la nómina de personal de la CSJN, en la oficina de escuchas.

No es, de todas maneras, el único fiscal que acomodó a su familia en el Poder Judicial. El camarista federal Eduardo Farah, el juez Rodolfo Canicoba Corral y Eduardo Taiano tienen también hijos designados en la oficina.

El hijo del fiscal acusado, Mateo Stornelli, en realidad estudia ingeniería en informática. Tiene 21 años y éste es su primer trabajo. En su momento, cuando se conoció la noticia de la designación, Stornelli justificó: "Supe que estaban buscando personal y lo recomendé".