Luego de que el médico Abel Albino afirmara que "el preservativo no protege del sida porque el virus atraviesa la porcelana”, el presidente Mauricio Macri minimizó el brutal error del profesional y aseguró que el Estado nacional no dará de baja los contratos con la fundación CONIN que dirige Albino.

Durante su gira en Sudáfrica para participar de la cumbre de los BRICSel mandatario minimizó las polémicas declaraciones del profesional de la salud y manifestó: "No lo escuché, vi muchas críticas. No sé de qué lugar se paró para decir esas cosas que he visto que técnicamente se las están rebatiendo".

No obstante, Macri destacó que Albino “es un batallador” y celebró: “Crea centros de inclusión infantil, que es una de mis grandes prioridades. La injusticia social arranca desde el nacimiento del chico, esos años de no chequeos médicos, no trabajo pedagógico, hacen que entren al colegio sin igualdad de oportunidades. Hay que trabajar sobre la infancia, que es el momento más importante, así como también de la obesidad infantil, que estamos en el peor lugar de Latinoamérica".

Asimismo, el Presidente instó a “apostar a esto y dejar opiniones en otros campos, que son opiniones de él".

Y descartó el cese de los contratos que la fundación CONIN mantiene con el Estado: "Su tarea es la desnutrición infantil y es muy buena. Es reconocido internacionalmente, el trabajo lo hace muy bien".