Marcos Rojo aprovechó el centro de Gabriel Mercado para definir pegado al palo y hacer el gol que gritó todo el país. Argentina fue mucho más que Nigeria y la búsqueda tuvo su merecida recompensa en el pie del ex Estudiantes de La Plata.

Embed

En esta nota