comScore

El gobierno de Cambiemos confirmó el cierre de la empresa ArBus, que prestaba servicios de transporte urbano de pasajeros entre el Aeroparque Metropolitano y el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, para beneficiar a la compañía privada Tienda Leon, que posee vínculos con el macrismo.

El cierre de la firma estatal había sido anticipado por El Destape en mayo pasado, en el marco del plan de ajuste del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.

El mercado de servicios de transporte hacia ambos aeropuertos quedó liberado en favor de la empresa de Manuel Tienda León, que según el portal La Política Online fue uno de los aportantes a la campaña presidencial de Mauricio Macri.

El fin de ArBus fue denunciado por los propios trabajadores y luego confirmada por el ministerio de Transporte, desde donde se justificaron en el déficit producido por la empresa.

ArBus era un servicio de transporte terrestre que conectaba, punto a punto, Aeroparque con cuatro de los principales destinos de la ciudad de Buenos Aires: Puente Saavedra, Pacífico, Retiro y el Microcentro.

El servicio, operado por la estatal Intercargo, funcionaba los 365 días del año entre las 6:00 y las 0:00, con una espera máxima de 30 minutos y tarifas accesibles que permitían viajar desde Aeroparque a Ezeiza y viceversa, y abonar con la tarjeta SUBE.

En agosto de 2014, el gobierno de Cristina Kirchner inauguró el servicio de colectivos ArBus con viaje es gratuito para los empleados que trabajen en el Aeroparque o en Ezeiza y con un costo de 20 pesos para los pasajeros. Pero en 2016, Macri eliminó la gratuidad del servicio para empleados y Aerolíneas Argentinas dio de baja el contrato que tenía con Intercargo para que sus clientes viajen gratis en ArBus.

Luego se limitaron los destinos sólo a unir Aeroparque con Ezeiza, sin embargo, tras esos cambios, Transporte decidió el cierre.