El Gobierno sigue aplicando una medida que cuestionaba cuando los partidos que componen a Cambiemos eran oposición: usar los fondos de los jubilados para financiarse en el corto plazo. Ahora, toma 16 mil millones de pesos de la ANSES.

La medida, publicada a través de la resolución conjunta 11/2018, establece que la ANSES suscribe directamente Letras del Tesoro en pesos por un monto total de 16 mil millones de pesos, por un plazo establecido que va desde julio hasta enero del año próximo, unos seis meses.

La tasa de interés que le pagará el Tesoro nacional a la ANSES será la equivalente a la que paga el Banco Central para las Lebac de 90 días, que en la última licitación avaló una tasa anual del 43,75% para ese plazo, alrededor de un 3,7% mensual.

La decisión del Gobierno se toma en medio del ajuste arreglado con el FMI, de alrededor de 300 mil millones de pesos para 2019, a cambio de un crédito stand-by de hasta 50 mil millones de dólares hasta 2021. La ANSES venía suscribiendo Lebacs pero uno de los puntos del acuerdo era "mejorar la hoja de balance del Banco Central", por lo que la deuda de la entidad monetaria irá pasando paulatinamente al Tesoro.