Los propios números oficiales que maneja el Gobierno desmienten la promesa de que una fuerte suba de las tarifas de luz iban a traer como consecuencia automática el mejoramiento del servicio. Según el ENRE, los cortes de luz aumentaron en diciembre un 28% en relación al año anterior y se ubican en niveles similares a los previos del aumento de tarifas.

De acuerdo al organismo de contralor, cuyos datos fueron publicados en Clarín, el promedio de hogares sin suministro durante el último mes de 2017 fue de 91.576, cuando había sido de "solo" 71.368 a finales de 2016. Esto es un 28% de incremento.

Desde que asumió el poder, el Gobierno aplicó fuertes subas de las tarifas de luz: hasta 500% en febrero de 2016, más de 100% en 2017 y cerca del 50% acumulado entre diciembre 2017 y febrero de 2018.

Sin embargo, esto no redundó en una mejora significativa del servicio, sino que por el contrario se ubicó, con las altas temperaturas, en niveles similares a los que había antes del aumento. Semanas atrás, el diputuitero Fernando Iglesias había destacado como un supuesto logro la baja de los cortes de luz y recordó que hubo 130 mil usuarios (más de 500 mil personas) sin suministro en el promedio de febrero 2016. Hoy, son 100 mil los que pagan hasta 8 veces más que antes pero igual no tienen servicio.

LEE MÁS "El nuevo papelón de Fernando Iglesias sobre los cortes de luz"