El gobierno de Mauricio Macri envió una orden de desalojo a la sede de la Federación Argentina de Municipios (FAM), que conduce Verónica Magario, justo después de que los jefes comunales firmaron un documento conjunto con la CGT con fuertes críticas a la gestión nacional y reclamaron por la restitución del Fondo Federal Solidario.

La intimación llegó a la planta baja de Cerrito 832, que la entidad que reúne a los intendentes más críticos del Gobierno ocupa gratuitamente por una cesión del Estado para desarrollar sus actividades.

Si bien los conflictos sobre la ocupación llevan ya un largo tiempo, la orden llegó luego de que Magario y otros jefes comunales se presentaran en Casa Rosada para exigir una audiencia con Macri en reclamo por el Fondo Federal Solidario, que el macrismo recortó.

La FAM no debe pagar ningún canon por el uso del edificio, pero sí debe hacerse cargo de las expensas. La excusa del Gobierno para echarlos es que según la Agencia de Administración de Bienes del Estado, manejada por un hombre allegado a Horacio Rodríguez Larreta, la Federación presenta una deuda por 900 mil pesos.

Desde la entidad reclaman que el pago no se realiza ya que no poseen el dinero para afrontarlo y reclaman que el Gobierno no realiza el aporte correspondiente por ley, según consignó Infobae.

El desalojo se prevé para el lunes y desde la FAM alertan que es muy probable que se efectúe un show alrededor del hecho.