En medio de la polémica por la ley de alquileres, el secretario de Vivienda, Ivan Kerr, citó ayer a miembros del sector inmobiliario y a funcionarios del gobierno para consensuar cambios en el texto de la iniciativa. Entre estas modificaciones se incluye la manera de calcular los aumentos de los alquileres, que, de aprobarse el nuevo texto, estarían sujetos al índice UVA.

De esta forma, el nuevo borrador del proyecto, cuyo texto original contaba con el apoyo del presidente Mauricio Macri y tiene media sanción del Senado, será tratado en la cámara de Diputados para luego volver a la Cámara Alta para poder ser sancionado.

Durante la reunión, el oficialismo cedió en la forma en que los alquileres serán actualizados. Mientras que el proyecto que se trató en la Cámara de Senadores establecía que se realizaría en función a un promedio de índices, que contemplaría la variación de precios y los datos de salarios del INDEC se hizo caso a las inmobiliarias, que reclamaban que se use como eje un sólo indicador.

Así, el Poder Ejecutivo decidió acompañar este pedido y se definió que la actualización o indexación de los precios de los alquileres se haga en base a la variación del índice UVA, tal como lo había pedido, entre otros, el ex vicepresidente del Banco Central, Lucas Llach.

LEÉ MÁS: EL GOBIERNO SIGUE TRABANDO LA LEY DE ALQUILERES

Además, según publicó El Cronista, la Secretaría de Vivienda afirmó que en el nuevo borrador se "bajan las barreras" de acceso al locatario, lo cual le otorga seguridad jurídica al locador, y pasa a considerar como “honorarios” a las comisiones que cobran las inmobiliarias por los servicios prestados a los propietarios, quienes deberán hacerse cargo de esto.

Por otra parte, establece que la extensión del contrato debe ser de tres años, tal como se propuso en la iniciativa original, lo cual no fue bien visto por el sector de bienes raíces.

En cuanto a las garantías, en caso de que se apruebe la ley se establecerá que el depósito será el equivalente a un mes como tope, y el mismo tope se aplicará al pago por adelantado. Además, las expensas extraordinarias correrán por cuenta del propietario.

Quienes participaron de la reunión convocada por Kerr fueron el diputado Daniel Lipovetzky; el presidente del IVC porteño, Juan Maqueyra; José Rozados, de Reporte Inmobiliario; el presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires, Armando Pepe; y el presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), Alejandro Bennazar.