La polémica con Marcelo Tinelli por el ataque de trolls macristas en las redes sociales no cesa pero desde el Gobierno continúan negando cualquier vinculación con el asunto. Tal es así que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, salió a reclamar que le acerquen pruebas de esas agresiones, justo cuando se supo que un estudio demostraba que detrás de la campaña estaba el propio Gobierno nacional.

En una conferencia de prensa que brindaron tras una reunión de gabinete el ministro coordinador Marcos Peña y su par de Interior Rogelio Frigerio, Peña aseveró que los actuales funcionarios "también recibieron agresiones" y condenó cualquier ataque a la libertad de expresión. "No avalamos estas posturas ni las hacemos", reiteró.

Tras la victimización, el jefe de Gabinete pidió que le muestren pruebas de estas campañas para "condenarlos o tratar de limitarlos". Días atrás, se difundió el estudio de una consultora que demuestra que hubo un "grupo de tareas" (sic) vinculado al PRO tratando de instalar el hashtag #TinelliMercenarioK en Twitter, en reprimenda a la imitación del presidente y sus críticas al tarifazo.

El ataque de trolls llegó a la Justicia, donde se denunció presunto desvío de fondos públicos para realizar campañas difamatorias. Pablo Pérez Correa, Octavio Paulise y Luciano Bugallo son algunos de los mencionados.

marcos peña y rogelio frigerio

En esta nota