La cooperativa gráfica Madygraf realiza un "cuadernazo", en la intersección de las avenidas Callao y Corrientes, en protesta ante una estrategia del gobierno nacional en el marco de una licitación que le "quita trabajo a 150 familias". Luego, movilizarán al Palacio Pizzurno.

El 5 de diciembre del 2018 se realizó el Acto de Apertura de Ofertas de una licitación del Ministerio de Educación para el "servicio de impresión de cuadernillos con secuencias didácticas y de libros con actividades". La cooperativa Madygraf, contra todas las expectativas, presentó "con todos los requisitos" la oferta más baja a pesar de estar compitiendo con otras importantes empresas gráficas privadas, como Boldt. Fue por un monto de $47.204.887, casi 10 millones menos que lo que propuso la conocida empresa.

madygraf licitacion

"Sin embargo, el ministerio desestimó la presentación de la cooperativa aduciendo faltante en las muestras dentro del sobre donde fueron entregadas", sostuvieron los trabajadores y trabajadoras en un comunicado, en referencia a la notificación que recibieron este 3 de enero.

Del lado de la cartera de educación argumentaron a El Destape que la oferta de Madygraf fue rechazada "por ser considerada técnicamente inadmisible".

"De acuerdo al informe de la comisión evaluadora de las ofertas, la cooperativa no presentó la encuadernación de acuerdo al pliego en los renglones 1 a 9 y 12, ni la muestra correspondiente al renglón 13", subrayaron.

A pesar de que la cooperativa presentó "el remito de entrega de las muestras firmado por el ministerio" que comprueba que los papeles requeridos fueron presentados correctamente, la cartera educativa concluyó que "el sobre presentado llegó abierto a los funcionarios correspondientes", dentro del propio ministerio.

Aunque asumió que el problema se había dado puertas adentro, el ministerio no reconoció a Madygraf como ganadora y no retiró la desestimación de su oferta, a pesar de ser la mejor ofertante.

El gobierno, entonces, dejó la licitación sin efecto y ahora abrirá una nueva exactamente igual a la que dio de baja, lo cual "perjudica a la cooperativa sobremanera ya que elimina su condición de mejor oferente, permitiendo a las grandes empresas competidoras volver a ofrecer un nuevo presupuesto que mejore el de la cooperativa".

"En principio queremos que se reabra el expediente anterior para que se mantengan las ofertas. Si no, que se mantengan las ofertas en la nueva licitación, aunque esto es más difícil", exigieron los trabajadores y trabajadoras, de cara a la protesta.

En esta nota