El gobierno nacional comunicó que no suspenderá las obras que figuran en los supuestos cuadernos del chofer Centeno porque "aún no hay condenas".

En la investigación del diario La Nación, que funcionarios macristas elogiaron, afirmaron que de acuerdo a los escritos del conductor, los empresarios pagaban coimas a cambio de quedarse con obra pública.

"El Ejecutivo avanzará con auditorías y verificaciones de las obras adjudicadas y en ejecución para buscar posibles incumplimientos de los contrato o irregularidades que lo habiliten para dejar sin efecto el contrato", afirma la nota de Clarín firmada por Guido Carelly Lynch.

La decisión de seguir con las obras fue tomada por el jefe de Gabinete Marcos Peña, los vicejefes Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, el ministro de Energía, Javier Iguacel (Energía) y de Transporte, Guillermo Dietrich, el ministro de Justicia, Germán Garavano, el procurador del Tesoro Bernardo Saravia Frías y el secretario de Fortalecimiento Institucional, Fernando Sánchez.

"Muchas ya se terminaron y a otras les queda poco", se justificaron, según publicó el diario Clarín.