En el marco de la pelea entre el Gobierno y la familia Moyano, el Ministerio de Trabajo decidió aplicarle una multa al gremio de Camioneros por $810 millones de pesos. La medida fue tomada porque el sindicato incumplió con una conciliación obligatoria dictada en diciembre de 2017.

Según publicó el diario Clarín, la medida se ampara dentro de la ley 25.212, que impide cualquier medida de fuerza por parte de un sindicato durante el plazo que fija una conciliación obligatoria dictada por la cartera laboral.

Asimismo, el Gobierno planea implementar una sanción similar por el paro impulsado por Camioneros en reclamo de un aumento paritario del orden del 27 %, momento en que estaba vigente una conciliación obligatoria que había sido dictada el 5 de junio.

Camioneros tiene tres días para apelar la decisión, aunque de igual modo debe abonar la multa. En caos de que no registre el pago, desde la cartera conducida por Jorge Triacaanalizarían pedir el embargo del sindicato.