En una decisión escandalosa, el Gobierno les descontó 14 mil pesos de su sueldo a los trabajadores del INTI.

Los trabajadores del INTI percibieron sus salarios con descuentos por supuesto “ausencia no justificada”.

SUSCRIBITE PARA QUE EL DESTAPE CREZCA

Con 40 días de acampe y permanencia pacífica por los despidos, los trabajuadores denunciaron que Javier Ibáñez y los responsables del INTI depositaron el sueldo de febrero el día 6 de marzo –con una demora de casi una semana-, donde buena parte de los trabajadores que lo percibieron descubrieron que les descontaron de manera totalmente arbitraria alrededor del 40% del salario.

El argumento que usaron, según consta en los recibos de sueldo, es “ausencia no justificada”, “ignorando el hecho de que existe un paro legalmente amparado (del que las autoridades mismas se agarran y reconocen cuando les conviene, como la mentira de echarnos la culpa de las demoras en el pago de salarios)”, explicaron los trabajadores, según reveló el portal Infonews.

Además recordaron que desde hace 40 días vienen pidiendo que las autoridades se sienten a una mesa de diálogo para brindar una solución al conflicto, reclamo que cuenta con amplio apoyo de la sociedad en su conjunto y de gran parte del arco político.

Embed

COMUNICADO DE LOS TRABAJADORES DEL INTI

Autoridades del INTI descuentan el 40% del salario a trabajadorxs que luchan

En una nueva y escandalosa maniobra de las autoridades del INTI, a ya 40 días de acampe y permanencia pacífica, Javier Ibáñez y sus cómplices depositaron el sueldo de febrero el día 6 de marzo –con una demora de casi una semana-, donde buena parte de los trabajadorxs que lo percibieron descubrieron que les descontaron de manera totalmente arbitraria alrededor del 40% del salario. El argumento que usaron, según consta en los recibos de sueldo, es “ausencia no justificada”, ignorando el hecho de que existe un paro legalmente amparado (del que las autoridades mismas se agarran y reconocen cuando les conviene, como la mentira de echarnos la culpa de las demoras en el pago de salarios).

Lxs trabajadorxs venimos pidiendo hace 40 días que las autoridades se sienten a una mesa de diálogo para brindar una solución a este conflicto. En ese reclamo nos acompaña la sociedad entera: desde organizaciones sociales y populares, comunidades, miembros académicos de renombre nacional e internacional, cámaras industriales de pequeño, mediano y gran tamaño y los más altos representantes políticos de todo el arco opositor, quienes manifiestan su apoyo a esta lucha en cada oportunidad que tienen. La respuesta del “gobierno del diálogo”, del gobierno que venía a “cerrar la grieta” y a “no perseguir al que piensa distinto” es esta. Es descontar días de salario de una manera despótica, es cerrar la puerta del INTI con candado y cadena, es incumplir el acta que ellos mismos firmaron.

Esto es un golpe más de los muchos que venimos recibiendo, entre los que se incluyen tácticas cada vez más nefastas, como los sospechosísimos robos en domicilios de miembros de la Junta Interna. Pero nuestra unidad es más fuerte. Los fondos de huelga y aportes realizados por todxs aquellxs quienes quieren apoyar esta lucha por una ciencia y tecnología nacional -sin intereses de consultoras o barrabravas en el medio- son importantes para poder colaborar entre nosotrxs mismxs a que los compañeros despedidos y cuyo salario fue mermado por la brutalidad cada vez más sorprendente de eta gestión puedan llevar el plato de comida a la mesa de cada hogar.

Por esta razón, porque nos enfrentamos a una gestión salvaje y brutal, que viene a vaciar al INTI e imponer el terror entre los pocos trabajadorxs que sobrevivan a una razzia política, requerimos una vez más la ayuda de todxs ustedes para difundir y que se sepa cuál es el auténtico cambio que se impone con los globos. Nuestra respuesta a esta maniobra se va a visibilizar en el Acampe Federal del 7 y 8 de marzo, donde todos los centros a lo largo y ancho del país harán una permanencia pacífica en sus respectivas instalaciones, con participación de organizaciones, sindicatos y cámaras industriales.