Llegó el viernes y, con él, un nuevo aumento en las naftas. A esto, sin embargo, se le agrega un polémico complemento: la Secretaría de Energía publicó una “guía de conducción eficiente”, o, en otras palabras, una serie de consejos para gastar menos combustible.

La guía realizada desde la secretaría encabezada por Javier Iguacel coincidió, de esta manera, con una suba de entre 5 y 7 por ciento en los precios de los combustibles, por lo cual se constituye como un conjunto de “tips” para hacerle frente al fuerte ajuste y la crisis económica.

Según este documento apuntado a la conducción de autos livianos, “se puede lograr una utilización más eficiente del combustible a partir de la incorporación de nuevas prácticas de manejo por parte de los conductores”, es decir, que hay que cambiar la forma de conducir, las comodidades e incluso las rutinas diarias para poder gastar menos en nafta.

LEÉ MÁS: PESE A LA BAJA DEL DÓLAR Y EL PETRÓLEO, SUBEN LOS COMBUSTIBLES HASTA UN 7%

Entre los beneficios de esto, se destacan el “ahorro de energía (combustible)”, la “reducción de costos de mantenimiento”, “mejor confort y disminución del estrés en la conducción”, “mayor vida útil del vehículo”, y un "aporte" al cuidado del medioambiente.

Para reducir el consumo, recomienda “distribuir de manera uniforme el peso que se cargue en el vehículo y evitar adicionarle peso innecesario”, lo cual ilustra con las valijas que suelen usarse para irse de vacaciones.

También propone “planificar el viaje” y “combinar actividades en un solo viaje”, ya que esto “ahorra tiempo y dinero”. “Su economía de combustible es peor cuando el motor está frío que cuando se calienta. Por lo tanto, varios viajes cortos iniciados desde un arranque en frío pueden utilizar el doble de combustible que un viaje más largo y multiuso que cubre la misma distancia”, se sostiene.

Además, se recomienda evitar el uso de aire acondicionado: “Con velocidades hasta los 80 km/h es recomendable mantener fresco el habitáculo bajando las ventanillas. A velocidades mayores se sugiere utilizar el aire acondicionado, pero siempre con moderación”, exponen. Otro consejo es “evitar las velocidades excesivas y la aceleración”.