El Gobierno busca modificar las condiciones del acuerdo firmado con el FMI para conseguir un adelanto de 15 mil millones de dólares y no niega la posibilidad de ampliar la deuda.

Desde Washington, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, intenta cerrar el adelanto ante Christine Lagarde y podría incluso aumentar el monto de 50 mil millones de dólares establecido en el acuerdo inicial.

El Gobierno necesita cerrar con urgencia los nuevos términos no sólo para afrontar el desastre provocado en las finanzas argentinas por ellos mismos, sino también para no seguir desacreditando al presidente Mauricio Macri, quien pocos días atrás aseguró que el acuerdo ya estaba cerrado.

De acuerdo con la información publicada por Perfil, el cierre del nuevo trato podría concretarse en dos o tres semanas, según fuentes del propio Gobierno

El programa inicial establecía que tras los 15 mil millones entregados en junio, el resto del dinero sería desembolsado luego de cada revisión trimestral de alrededor de 3 mil millones de dólares.

En cuanto a una posible ampliación del monto, una fuente del Gobierno le dijo a perfil que "Se está evaluando, pero aún no está cerrado", mientras que del lado del FMI, el vocero del FMI, Gerry Rice, afirmó el jueves pasado que no se descarta el aumento.

En esta nota