El Gobierno gastará cerca de $ 100 millones para sus "retiros espirituales". Es lo que proyectó desembolsar en la residencia presidencial de Chapadmalal este año. Este fin de semana largo por semana santa y el Día de los caídos en Malvinas, el Presidente se volverá a trasladar al complejo junto la primera dama, Juliana Awada, y su hija Antonia.

En su último informe de gestión al Congreso, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, reveló que el gasto "para la refacción y acondicionamiento de las unidades turísticas en Chapadmalal de uso presidencial” fue de $ 7.186.000, según reveló El Cronista.

Pero ese no fue el único desembolso que realizó en ese complejo el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis. A fines de diciembre se licitó la comida para las Jornadas de Trabajo del Gabinete Nacional por $ 1.982.400, contó el periodista Sebastián Iñurrieta. En 2017 también se hizo una extensa compra de bebidas, alimentos no perecederos y artículos de limpieza y tocador.

Exceptuando el área de uso presidencial, que incluye chalet, canchas de tenis, pileta, helipuerto, playa propia, muelle y mirador, también remodela el Ministerio de Turismo algunas de las 100 hectáreas del complejo.

Para el arreglo de sus distintos hoteles, el Gobierno destinará este año $ 98.080.000. Actualmente hay cuatro hoteles operativos para distintos tipos de beneficiarios, que incluye contingentes de jubilados a través del PAMI y jóvenes de bajos recursos. Según informa la propia web de Turismo, "subsidiamos íntegramente los costos vinculados al alojamiento" y "los beneficiarios abonarán solamente los costos de la gastronomía".

LEER MÁS: En el retiro espiritual, el gabinete se burló y silbó al Papa Francisco

En esta nota