Diferentes personas que viven en las calles de la Ciudad de Buenos Aires denunciaron que fueron expulsadas del centro porteño por agentes de seguridad que les dijeron que no podían estar en las veredas por la cumbre del G20. Con el gobierno de Mauricio Macri, la cantidad de personas en la calle aumentó un 30 por ciento según cifras oficiales.

"Vivimos acá hace seis meses porque no pudimos pagar un alquiler en ningún lado", afirmó Martín en una entrevista con el diario Página 12, donde además manifestó que un agente del Buenos Aires Presente (BAP) les exigió que se retiren por la organización del G20.

Algo similar manifestó Sergio, padre soltero de cuatro chicos de 10, 8, 5 y 3 años con quienes vive desde mediados de 2017 en dos colchones en la vereda de un banco frente a la Plaza de Mayo. "Aunque quisiera no puedo exponer a mis hijos a lugares como esos", rechazó Sergio quien manifestó que no puede ingresar a un parador con su familia.

Por su parte, el periodista de TN, Gonzalo Aziz acusó de querer esconder a las personas en situación de calle para "dar una buena imagen" al mundo.

En su cuenta de Twitter, el periodista del Grupo Clarín publicó: "Me cuentan que la @PoliciaCABA anda avisándole a la gente en situación de calle que levante sus cosas y despeje porque la Ciudad tiene que dar una buena imagen por el #G20", y mencionó a Guadalupe Tagliaferri, ministra de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad.

En las grandes urbes se calcula un 30% más que en 2017. El gobierno porteño habla de 1091 personas, apenas 25 más que el año pasado, sin embargo las organizaciones que las asisten sostienen que superan las 7300.