A raíz de la investigación periodística de Juan Amorín en El Destape, la cual reveló la existencia de aportantes truchos en la campaña de Cambiemos de 2017, el presidente Mauricio Macri decidió intervenir en el tema.

Según publicó el diario La Nación, el Gobierno enviará un proyecto de ley para bancarizar los aportes de campaña. La decisión fue tomada de manera "inminente" y contará con la firma del propio Presidente. La misma estipula la bancarización obligatoria de todos los aportes a los partidos políticos. Se estima que el proyecto llegue mañana a la Cámara de Diputados.

Embed

El proyecto que impulsa el Ejecutivo prohíbe las donaciones en efectivo, como las cenas de recaudación de fondos, y habilita aportes empresariales con un tope del 2 % total de los gastos permitidos para un partido. Además, no se permiten aportes de empresarios del juego, contratistas del Estado y donaciones extranjeras.

Asimismo, la iniciativa establece la obligatoriedad para que organismos públicos como la UIF, la Procelac, la Oficina Anticorrupción y la AFIP, entre otros, compartan con la Cámara Nacional Electoral la información que poseen.

También se determina un registro de proveedores y servicios que controlará la Cámara Nacional Electoral, así como la extensión del plazo de prohibición para la realización de actos de gobierno que puedan promover la captación del voto, de los 15 días actuales a 30 días.