El Gobierno dio marcha atrás con el juicio político al juez federal Daniel Rafecas por desestimar la denuncia del difunto fiscal Alberto Nisman. Pese a este sustancial giro, impulsó una sanción económica por “falta de decoro” en su actuación.

El oficialismo consiguió aplicarle una multa del 50% del sueldo al magistrado penal en la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura con los votos de los representantes del gobierno, de los radicales y parte de sus aliados, según contó Infobae. En contra votaron los jueces y el peronismo.

Ahora la votación pasará al plenario del organismo, que debe ratificar la sanción. Para que la multa se concreta se requieren los votos de nueve de los 13 integrantes del Consejo. Hoy el oficialismo obtuvo seis.

Rafecas desestimó en febrero de 2015 la denuncia del fiscal Nisman contra la entonces presidente Cristina Kirchner, el canciller Héctor Timerman y otros ex funcionarios por la firma del memorando con Irán.

LEER MÁS: El Gobierno avanza en la destitución de Rafecas por la denuncia de Nisman

En esta nota