El Gobierno nacional creó una comisión especial para modificar el nuevo Código Civil y Comercial, una iniciativa que se trabajó y aprobó durante el último mandato de Cristina Kirchner en la Presidencia de la Nación.

La convocatoria fue firmada por el presidente Mauricio Macri y su ministro de Justicia, Germán Garavano. Los integrantes de la flamante comisión son Julio César Rivera, Ramón Pizarro, Diego Botana, Agustina Díaz Cordero y Marcelo Rufino.

El actual Código Civil se aprobó en el año 2014 y entró en vigencia un año después. El anteproyecto había surgido de una comisión interpartidaria presidida por el titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti.

Al justificar la medida, se indicó que luego de dos años de la puesta en vigencia del Código Civil vigente, "se evidencia la necesidad de efectuar ciertas modificaciones en su articulado, reformando algunos aspectos e introduciendo otros que no fueron considerados al tiempo de su redacción".

Díaz Cordero es la hija de una de las camaristas que tiene a su cargo la causa civil por la quiebra del Correo Argentino, en la cual el Gobierno intentó suscribir un acuerdo para condonar 70 mil millones de pesos de la deuda actualizada de la empresa del grupo Socma, perteneciente a la familia Macri.

Diego Botana formó parte de una lista de conjueces que el Poder Ejecutivo envió al Senado para cubrir vacantes en la Corte Suprema, cuando por algún motivo alguno de los actuales ministros de la Corte no puedan fallar en una causa. Es abogado integrante de un estudio especialista en quiebras y adquisiciones de empresas. A su vez, según contó en su momento Perfil, fue propuesto por Ernesto Sanz para ser Procurador del Tesoro ante la renuncia de Carlos Balbín, casualmente en medio del escándalo del Correo.