Tras el acuerdo con el FMI, el gobierno de Cambiemos avanza en el ajuste de las provincias y para eso planea recortar en áreas muy sensibles, como salud y desarrollo social.

Los ministros Rogelio Frigerio, Nicolás Dujovne y Marcos Peña comenzaron con una ronda de consultas con los gobernadores. La intención es transferir programas que hoy son administrados desde Nación a las provincias para que se financien desde allí, una mecánica que ayuda a la desigualdad entre las provincias de mayores recursos y las más vulnerables.

Según consignó Infobae, desde el Ministerio de Hacienda se realiza una revisión de todos los programas de salud y desarrollo social y también se evalúa una reducción de la obra pública para 2019, entre otras medidas.

"Dependerá de cada gobernador la transferencia de la gestión y recursos pero deben conocer bien los beneficiarios. Y hay que corregir la superposición de programas. Sin recortar a nadie sino que reciban los que realmente lo necesiten", comentó un funcionario del gobierno a Infobae.

En esta nota