Por la megadevaluación generada por los errores de la política monetaria, los subsidios al sector privado se dispararon un 267% en octubre en términos interanuales. Para evitar un traslado aún mayor en las tarifas, por el encarecimiento de los insumos de los servicios públicos, el Gobierno incrementó los desembolsos para cubrir esa diferencia.

De acuerdo a un informe elaborado por la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP), los subsidios corrientes sumaron $ 20.310 millones, de los que $7.995 se destinaron a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) y $ 1.913 millones a un plan de incentivo para la producción de gas. En total, el sector energético vio incrementar los giros en un 547% de septiembre a octubre.

Embed

Por otra parte, en materia de transporte, las transferencias corrientes subieron 152% a $8.660 millones: el automotor se llevó $4.826 millones (+231%), y el ferroviario totalizó $3.830 millones (+129%).

En cuanto a los subsidios para realizar gastos de capital, la cifra trepó a $3.325 millones, lo que equivale a un alza de casi 280%. En ese sentido, los aportes a la Administradora Ferroviaria avanzaron un 794% a $1.918 millones y los que van dirigidos al Belgrano Cargas un 973% a $547 millones.

LEER MÁS: Cambiemos envuelto en un escándalo judicial por un conflicto de interés

En esta nota