El Gobierno elevó hoy de 20 a 30 pesos el crédito de recarga instantánea para las tarjetas SUBE, y dispuso también que el precio de venta al público de ese plástico será de 50 pesos. Además, quedó establecida una fórmula automática de actualización del mismo.

La decisión se tomó a través de una resolución del Ministerio de Transporte, publicada este viernes en el Boletín Oficial.

"Establécese un crédito de recarga instantánea para las tarjetas del Sistema Unico de Boleto Electrónico (SUBE) equivalente a tres veces el valor del boleto mínimo establecido para el Servicio de Transporte Público por Automotor de Pasajeros Urbano y Suburbano de Jurisdicción Nacional", según el texto oficial.

Ese crédito se hace efectivo cada vez que el usuario "no cuente con saldo disponible para su utilización y acceso a la totalidad de los servicios de transporte público, a ser restituido con carácter prioritario en la próxima acreditación de fondos que realice el tenedor de la tarjeta respectiva", de acuerdo con la resolución.

Transporte aclaró que, de ahora en más, el incremento del "saldo negativo" deberá "guardar relación directa con los aumentos en las tarifas del boleto mínimo de transporte automotor", y la "regla de cálculo" será "que tanto el valor de la tarjeta como el de la banda negativa sean fijados a futuro en relación al costo de éste".

Además, el Ministerio estableció que el precio de venta al público de la tarjeta SUBE será equivalente al valor de cinco boletos mínimos para el transporte público por automotor de Jurisdicción Nacional, "suma que implicaría un incremento proporcional al último aumento tarifario".

En esta nota