El Gobierno aumentó un 17% el precio de la adquisición del biodiesel, combustible cuyo principal insumo es el aceite de soja. La medida podría derivar en un nuevo aumento de las naftas y el gasoil.

La Secretaría de Energía, dependiente del Ministerio de Hacienda, anunció que el nuevo costo será de $ 26.509 por tonelada. De concretarse el traslado al precio de los combustibles, sería la segunda suba de septiembre, ya que en los primeros días del mes YPF y Shell, las dos principales firmas, remarcaron sus precios en las estaciones de servicio entre un 10 y 12% respectivamente.

El secretario de Energía, Javier Iguacel, justificó la suba por la escalada del dólar y el incremento del valor del aceite de soja.

En lo que va del año este impuesto a los biocombustibles ya aumentó un 70%. Tras la última actualización de precios, el gasoil quedó con un precio en la Capital Federal de $28,89 el litro para el caso de YPF, $30,53 para Shell y $29,38 para Axion.

LEER MÁS: Mantener un vehículo sale un 55% más caro que en el 2017

En esta nota