Luego del escándalo que desató la mediática Natacha Jaitt el sábado pasado en su programa, Mirtha Legrand efectuó su esperado descargo, arremetió contra la ex modelo y le lanzó un tiro por elevación a su producción.

LEÉ MÁS: La furia de Natacha Jaitt contra Mirtha Legrand tras el descargo

“Quiero pedir disculpas a las personas que han sido mencionadas y se han sentido agraviadas”, comenzó la diva al abrir su programa y aseguró: “Esas expresiones no son compartidas por mí ni por mi producción".

Legrand reveló que durante la semana debió ser visitada por su médico en varias oportunidades y sostuvo que pasó "una semana espantosa”. “He sido muy criticada con razón”, dijo.

“Me he preguntado si no debería haberle pedido que se retirara del programa”, admitió la nonagenaria, pero reconoció que Jaitt fue invitada por que se respetó "la libertad de expresión”, al tiempo que afirmó: “Nunca nos hemos prestado a las operaciones”.

“Me oponía a que sea invitada, no quería”, apuntó la 'Diva de los almuerzos' en un tiro por elevación a su producción. “Fue un error, estoy totalmente arrepentida, me duele que haya nombrado a gente que yo quiero mucho o que los haya insinuado”, enfatizó.

Y confesó: “El programa se me fue de las manos. Debí haberla frenado”.

Sobre el final, Legrand recordó su vieja frase sobre que “por un punto de rating se mata a la madre”, y reconoció que cayó en la trampa. “Por un punto de rating no se puede herir a la gente”, se desdijo.

En esta nota