Diputados del Frente Renovador plantearon este martes ante la Justicia la inconstitucionalidad del decreto de necesidad y urgencia de desregulación firmado por el presidente Mauricio Macri.

"El decreto es inconstitucional porque no hay ni necesidad ni emergencia", señaló la jefa de la bancada massista, Graciela Camaño, en declaraciones formuladas en tribunales.

La legisladora de la oposición consideró que "esto tranquilamente se puede tratar por la vía de la ley, la discusión parlamentaria que es más rica".

Camaño advirtió que el DNU emitido por el Gobierno nacional "deroga 19 leyes" y "modifica más de cien normas", al tiempo que advirtió que "en su contenido tiene aspectos penales que le están vedados tratar por decreto al Poder Ejecutivo y tiene aspectos impositivos".

La legisladora subrayó que "genera una preocupación social grande porque contiene la posibilidad de que se embarguen los sueldos de los trabajadores".

Camaño sostuvo que la presentación que ahora realiza el Frente Renovador es similar a otra que en el año 2010 realizó la oposición a la gestión de Cristina Kirchner, cuando se modificaron por decreto normas vinculadas al Banco Central.

"En esa ocasión estuvimos haciendo la misma presentación junto con (Federico) Pinedo, con (Patricia) Bullrich, con (Elisa) Carrió, con algunos miembros de este gobierno con quienes reclamábamos en el palacio de Tribunales", agregó.

Aseguró en ese sentido que el Frente Renovador actúa con "coherencia" y cuestionó a miembros del oficialismo.

En esta nota