La conducción de la CGT se reunirá con técnicos del FMI a fines de octubre próximo, cuando una misión del organismo visite la Argentina para monitorear la marcha del acuerdo por el crédito de USD 50.000 millones.

El encuentro, donde se analizará el convenio firmado con el país, fue confirmado hoy por Juan Carlos Schmid, uno de los integrantes del triunvirato que comanda la central obrera.

Schmid mantuvo una conversación telefónica con el italiano Alejandro Caldarelli, el jefe de la misión que monitorea la economía argentina.

Dijo que el encuentro con los técnicos del FMI se centrará en el "aspecto social y el costo que tiene el acuerdo", que la central obrera viene cuestionando.

Schmid cuestionó que en la charla, Caldarelli le dijo que el FMI está "aplicando aquí un nuevo diseño, que en la primera etapa ordena financieramente y monetariamente, y después volverá al crecimiento, y eso hace acordar a otras lógicas, como la teoría del derrame".

El gremialista también advirtió que "si el Ejecutivo avanza con una nueva reforma previsional habrá más conflictividad social y protestas en las calles".

"Si con la otra reforma, que era un recorte de entre $ 70.000 y $ 100.000 millones, hubo semejante reacción, que terminó con escándalo y situaciones dramáticas, imaginemos qué puede suceder con un recorte del doble".

Schmid señaló que "la percepción de la sociedad es que el ajuste siempre lo hacen los mismos. Parece que no hubiera imaginación en la clase dirigente si no para perjudicar a las clases populares".

En esta nota