El FMI incluyó en su staff report una serie de posibles escenarios de crisis económicas en Argentina. Las estimaciones más negativas hicieron mención a una pronunciada recesión y una fuerte caída del PBI.

El pronóstico más pesimista contempló una contracción de hasta 6,3% en el PBI durante 2019. Los técnicos del Departamento para el Hemisferio Occidental advirtieron que la alta recesión combinada con un aumento en las tasas de interés de Estados Unidos y un nuevo salto en el tipo de cambio dispararía el peso de la deuda hasta el 116% del PBI.

De acuerdo al informe del Fondo, a pesar de los riesgos identificados, el organismo internacional confía en el escenario “exitoso”. En ese plano, el nivel de actividad caerá un 1,7%, la inflación terminará en el 32,5% y la deuda alcanzará el 72% del PBI.

El reporte apuntó a evaluar la viabilidad del acuerdo stand-by frente a distintos eventos negativos como un incumplimiento en las metas del programa de ajuste, una nueva corrida cambiaria, un incremento en las tasas de interés o un freno en el nivel de actividad. Los colaboradores de titular del Fondo, Christine Lagarde, concluyeron que “la deuda argentina es sustentable, pero no con alta probabilidad”.

LEER MÁS: El FMI envía al país una nueva misión para controlar el ajuste que aplica Cambiemos

En esta nota