El fiscal general de la Cámara Federal, Germán Moldes, pidió hoy la detención de los empresarios Cristóbal López y Fabián de Sousa, así como la del ex titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) Ricardo Echegaray.

De esta forma, el fiscal apeló la medida tomada por la Sala I de la Cámara Federal, integrada por Jorge Ballestero y Eduardo Farah, que había revocado las prisiones preventivas de los empresarios. La decisión de Moldes se da por miedo de que los imputados entorpezcan la causa.

Según informó el portal Infobae, el fiscal pidió que vuelvan a ser procesados por administración fraudulenta agravada por haberse cometido en perjuicio de la administración pública, al tiempo que solicitó se evelen los montos de los embargos. La cifra será de 17 mil millones de pesos.

A través de su dictamen, Moldes expresó que el caso expone una "notoria gravedad institucional" y apuntó contra el fallo de la Cámara, al que trató de "arbitrario" y que generó "indignación social" y "ha dado lugar a tanto cotilleo y chismorrería mediáticos".

Con la nueva resolución, el caso deberá ser resuelto por la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, que tiene que analizar si acepta las apelaciones de la AFIP y Moldes y envía la causa a la Cámara de Casación.