La discusión por el aborto legal, seguro y gratuito generó uno de los mayores fenómenos políticos de los últimos años en nuestro país: la transversalidad del reclamo atravesó y unió a todos los partidos. Así quedó demostrado en las calles luego de la media sanción para la ley de Interrupción del Embarazo en la Cámara de Diputados.

El legislador del PRO Daniel Lipovetzky, quien durante los últimos dos meses coordinó las ponencias de la sociedad civil respecto al aborto como presidente de la comisión de Legislación General, fue recibido con abrazos por las militantes feministas en las inmediaciones del Congreso.

El diputado, incluso, se unió a los cantos de las chicas al ritmo de “aborto legal, en el hospital”, a modo de festejo por los resultados de la votación del proyecto que ahora avanzará hacia el Senado.

A pesar de que el PRO es un partido históricamente conservador y muchos miembros del interbloque Cambiemos se posicionó en contra, la respuesta general hacia Lipovetzky fue de apoyo y agradecimiento por su voto positivo y su compromiso en los últimos meses.

Embed

En esta nota