El programa de ajuste para el 2019 comienza a gestarse en este segundo semestre. Luego de culminar las negociaciones con las Provincias por los recortes que planifica el Gobierno para achicar el déficit fiscal, adelantaron que desaparecerá el Plan Federal de Vivienda.

El Gobierno comunicó a los empresarios de la construcción que a partir del 2019 el Fondo Nacional de la Vivienda (Fonavi) quedará exclusivamente en manos de las provincias y que discontinua el plan creado por Cambiemos para vivienda social, según informó El Cronista.

Las modificaciones que comienzan a vislumbrarse en el presupuesto del 2019 trazan los acuerdos del Gobierno con el Fondo Monetario Internacional, mediante el cual tomó el compromiso de no realizar transferencias discrecionales a las provincias "asociadas a gastos que han sido asignados como responsabilidad de cada provincia por la Constitución".

LEÉ MÁS: Multitudinaria marcha contra el decreto que habilita a las Fuerzas Armadas a volver a la calle

El Plan fue lanzado por el presidente Macri el 28 de abril de 2016 y proponía en un plazo de 4 años construir 120.000 viviendas, dar 175.000 créditos subsidiados (incluyendo Pro.Cre.Ar), entregar 300.000 títulos de propiedad, otorgar 450.000 microcréditos para refaccionar.

Los otros Fondos que están en la mira y donde el Gobierno propuso a las provincias ajustar es el de Incentivo Docente (Fonid) con algo más de $ 13.000 millones y las transferencias "varias" del Ministerio de Salud con cerca de 2.500 millones de pesos.