La Confederación Sudamericana de Fútbol (CONMEBOL) definió que el partido entre Boca Juniors y River Plate se disputará el 8 o 9 de diciembre en una sede a confirmar, luego de los disturbios que se generaron en el Monumental. El fallo además determina que el juego se disputará fuera de la Argentina por cuestiones de seguridad.

"El partido de vuelta de la final Conmebol Libertadores Edición 2018 se llevará a cabo entre los días 8 y 9 de diciembre, en horario y sede a definirse por la administración de la Conmebol a la mayor brevedad", afirmó el organismo internacional en su cuenta oficial de Twitter.

Embed

"Conmebol se hará cargo de los gastos de viaje, hospedaje, alimentación y traslado interno, de hasta 40 personas por delegación", agregó.

Hoy los presidentes de Boca y River, Daniel Angelici y Rodolfo D´onofrio se reunieron junto con su par de Conmebol, Alejandro Domínguez en Paraguay.

En esta nota