En medio del escándalo, el denunciado fiscal de la causa de los cuadernos, Carlos Stornelli, tuvo un llamativo fallido durante una entrevista televisiva con Joaquín Morales Solá.

El periodista, lejos de indagar en la denuncia, directamente la dio por falsa y la mencionó como "una operación mediática". Posteriormente, tras la charla cordial y blindada, que contó con tres preguntas y un elogio de "haber metido preso a Menem", el conductor cerró con una última consulta y dijo que dejarían de hablar de la denuncia por extorsión. Inmediatamente, sin percatarse de que tenía el micrófono abierto, el fiscal le respondió: "¡Gracias!".

Stornelli agradece el blindaje

Además, Stornelli volvió a calificar como una "operación" en su contra el supuesto pedido de coimas y se hizo eco de una denuncia de la Coalición Cívica acerca de que la denuncia de Pedro Etchebest la organizó una persona que está detenida.

"Escuché estas versiones. Espero que se investigue a fondo. Si es verdad, es un hecho muy grave", remarcó Stornelli en declaraciones al canal TN.

El fiscal que investiga en la causa de los cuadernos de las coimas sostuvo que "seguramente algo tienen que ver las bandas que nosotros investigamos y que tal vez algunos están detenidos".

"Operaciones sufrimos todo el tiempo, y cuanto más fuerte es lo que investigamos más fuerte es la operación. Cuando aparecen este tipo de cosas, uno tiene la certeza de que está en el camino correcto", agregó.

Dos legisladoras de la Coalición Cívica, Paula Oliveto y Mariana Zuvic, presentaron este lunes una denuncia en los tribunales de Comodoro Py en la que aseguran que la operación política contra Carlos Stornelli fue armada por presos kirchneristas.

En ese sentido, presentaron supuestas escuchas telefónicas entre Roberto Baratta, ex mano derecha de Julio De Vido, y un exfuncionario kirchnerista en el penal de Ezeiza.

Embed

En esta nota