El expediente a cargo del juez Enrique Velázquez desnuda que la versión del policía Luis Chocobar, quién asesinó al ladrón que le robó a un turista estadounidense y fue respaldado por el Gobierno, no es verdadera.

Según una investigación del periodista Néstor Espósito para el diario Tiempo Argentino, el juez Velázquez consideró que Chocobar repelió una “agresión ilegítima, utilizando un medio racional, de una manera irracional y desproporcionada”.

En ese sentido, los dichos del policía en su indagatoria, en donde afirmó que el delincuente quiso volver sobre sus pasos para atacarlo, es desmentido por las cámaras de seguridad, en donde se puede apreciar como el delincuente quiso huir.

Asimismo, del informe se desprende que “la agresión a la que era pasible (el policía Luis Chocobar) no era inminente, ya que de las imágenes captadas por el domo instalado en la esquina de Irala y Suárez se observa que al momento de recibir los disparos (Pablo Kukoc, el asaltante que terminó muerto) corría por esa última arteria, sin darse vuelta en ningún momento y se encontraba a varios metros de distancia del oficial”.

Para el juez “Chocobar no adoptó los recaudos que, incluso en esa situación, le eran exigibles para que su accionar resulte lo menos lesivo posible y, en consecuencia, ha ido más allá de contrarrestar el peligro creado por la agresión ilegítima”.

Por último, Espósito explica que tampoco es cierto que Chocobar le hubiera “salvado la vida” al turista estadounidense Frank Joseph Wolek, puesto que cuando el policía llegó a la escena de la agresión contra el norteamericano, el asalto y las puñaladas ya se habían cometido y los agresores ya estaban huyendo.

En esta nota