Durante el anuncio de la restitución de Marcos Eduardo Ramos, el nieto 128 recuperado por las Abuelas de Plaza de Mayo, su hermano Camilo habló de cómo vivió la falta de su madre desaparecida y lanzó un emocionante mensaje.

Luego de la conferencia de prensa oficial, Camilo habló con El Noticiero de la Gente y expresó: "Hoy soy un testigo presente porque mi señora puede transmitir ese amor de madre a mis hijos y yo tengo una sana envidia hacia eso".

Embed

"Veo la dicha que tienen de tener a la mamá. El amor de una madre no se puede describir con palabras. Yo le digo a ellos: 'ustedes tienen que aprovechar, gozar de ese amor que les da la mamá. No saben lo importante que sería para mí hoy tener el abrazo de mi mamá y ustedes lo tienen".

Rosario del Carmen Ramos, la madre de Camilo fue secuestrada en zona del viejo cargadero de caña de la localidad de San José, en Tucumán mientras estaba embarazada de su tercer hijo, Marcos. La mujer fue liberada tras varias semanas, pero fue secuestrada una vez más en noviembre de 1976, en San Miguel de Tucumán, cuando Marcos ya había nacido.