El Gobierno carece de un plan productivo con el que repagará el endeudamiento de U$S 50.000 millones que contrajo del FMI. Uno de los más graves condicionamientos será que el Gobierno no controlará la inflación de este año, con lo que derribará aún más el poder adquisitivo de los trabajadores.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció que recortará aún más el gasto público, con una meta del 2,7% para 2018, centrado en una reducción drástica de los subsidios. Por la dolarización de los ingresos de las energéticas y con la corrida cambiaria de abril y mayo, el Estado deberá entregarles $ 50.000 millones adicionales a las generadores de luz y gas este año, lo que implicará un nuevo tarifazo.

Otro de los puntos claves será la disminución del 0,7% en el gasto en infraestructura, de acuerdo al plan de recortes de Hacienda. "Cuando el Estado se retira, esto siempre tiene un impacto en el sector privado, y hasta el momento la obra pública era el motor de la economía", explicó Mercedes D’Alessandro, doctora en economía.

Embed

Dujovne vaticinó que Argentina crecerá entre 0,4% y 1,4% este año. Pero ante el retroceso del gasto público y de la inversión, sumado al déficit comercial, el único factor que podría estimular la economía sería el consumo. No obstante, habrá una pérdida generalizada del poder adquisitivo generalizada de los trabajadores representados por sindicatos que obedecieron el techo paritario del 15%.

"Al observar un desvío muy importante de la meta de inflación, ya recalculada el 28 de diciembre, el Central optó por levantar la meta de este año y reestimando nuevas metas de inflación para los próximos años", dijo Ezequiel Estrada, de la consultora Ficonomics. Es que en conferencia de prensa junto a Dujovne, el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, anunció que no intentará contener la espiral inflacionaria a diciembre.

Sin gasto público, ni inversión, ni consumo, ni sector externo que impulsen la economía sería difícil pensar en un crecimiento sostenido. "No tienen un plan productivo. El único plan económico que se ve es el endeudamiento", esgrimió D’Alessandro, al respecto. Ante lo que se preguntó: "¿Cómo se va a repagar toda la deuda que están contrayendo?". La inquietud se refuerza ante la eliminación progresiva de las retenciones a las exportaciones del campo, el principal generador de dólares del país.

Hasta ahora, el masivo aumento del pasivo estatal no redundó en una mejora económica y mucho menos en la generación de divisas para el pago de los futuros vencimientos. Esto hace pensar en la dificultad inherente al modelo de Cambiemos para poder saldar la deuda que contrae el ministro de Finanzas, Luis Caputo.

Embed

LEER MÁS: El Gobierno informó los detalles del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional

En esta nota