Roberto Navarro editorializó sobre la compleja situación económica del país y cómo las decisiones del Gobierno, que golpean al sector industrial, además de incrementar la pobreza y desocupación, le espantan votos y apoyos al oficialismo. Esos apoyos hoy son negociados por el peronismo y "en este momento de gran crisis, está naciendo la posibilidad de un nuevo gobierno que, además, llegue con fuerza para gobernar".

En un contexto de suba del dólar y aumento de las tasas de interés, Navarro hizo una analogía con Frankenstein y La Momia, donde uno es la suba de la tasa de interés y otro es el incremento del dólar - o devaluación del Peso -. Cambiemos obliga a "elegir entre Frankenstein y La Momia" pero "vos no tenés que elegir" entre esas dos opciones porque Cambiemos puede "tomar medidas donde perjudica a otros, no al pueblo. Una opción es decir "se acabó la timba, yo ahora regulo el flujo financiero"; otra es decirle al agro "los campos son de ustedes pero los dólares son de nosotros. Liquiden rápidamente. El Gobierno elige en base a sus alianzas y está recostado sobre el campo, los bancos y las energéticas, en detrimento de la población en general y la industria".

En ese marco, argumentó el periodista "los salarios ya perdieron un 14% en lo que va del año, van a perder algo más y se va a convertir en la mayor caída desde 2001".

Según explicó en Navarro 2019, por El Destape Radio, estas medidas "rompen todo un entramado de Pymes que hay en la Argentina y, a la vez, le pega a alguna de las grandes empresas argentinas. Algunos de los capitales que apoyaron a (Mauricio) Macri para llegar al poder".

Por eso, analizó, "Macri está tirando mucho voto a la basura y tirando algunos factores de poder que en algún momento se hacen imprescindibles para gobernar. ¿Tirándolos dónde? Siempre se los tirás al otro. En este momento hay peronistas, de los dos lados, que están hablando con esos grandes perjudicados. Hablan con los industriales heridos que se cuentan entre las empresas más grandes del país".

Navarro explicó que para llegar al poder es necesario "un sistema de alianzas que no sea sólo con el pueblo sino con otros factores de poder. Fíjense cómo Cristina (Kirchner) fue trabajando con los sindicatos, empezó de a poquito y hoy tiene cerca de ella a algunos de los sindicalistas más importantes del país".

En ese sentido, recordó que en una entrevista, CFK le planteó que debió tener una mejor relación con la industria durante su mandato. "En este momento tiene la oportunidad de subsanar ese error. Este gobierno, por su propia avaricia pero, a la vez, porque nunca tuvo todo el poder, fue creando su reemplazo. Un gobierno que tira tantos votos a la mierda y sectores económicos completos, como la industria, cuando lo tira lo agarra el otro".

Por eso, destacó que "Cristina y el peronismo tienen la oportunidad, no sólo de quedarse con los votos que está perdiendo Cambiemos, sino de quedarse con los factores de poder que necesitás para conformar un nuevo gobierno lo suficientemente fuerte como para gobernar".