Tras la decisión del Banco Central (BCRA) de eliminar el piso de 60% para las tasas de interés, el dólar cerró a $ 38,68, según la estimación de la autoridad monetaria. La moneda estadounidense subió 37 centavos.

Como los inversionistas observan una retracción en el interés de los instrumentos financieros ofrecidos por el Central, aumentó la presión sobre la divisa. De esta manera, el tipo de cambio cotizó a $ 36,73 para la compra y $ 38,68 para la venta.

En ese sentido, el BCRA colocó $ 177.040 millones en Letras de liquidez (Leliq) con un rendimiento promedio del 59,10% y una tasa máxima adjudicada que se ubicó en el 59,74%. El vencimiento de estas letras fue de $140.075 millones.

La salida de la tasa de referencia fue inmediatamente felicitada por el FMI a través de un comunicado. El piso del 60% había sido introducido el 30 de agosto bajo el régimen monetario anterior y fue ratificado en oportunidad del lanzamiento del nuevo esquema monetario el 26 de septiembre.

LEER MÁS: El pasado lo condena: los fallidos pronósticos del flamante ministro de Macri

En esta nota