Hace cinco meses que el Gobierno nacional y el Ministerio de Defensa no pueden encontrar al submarino ARA San Juanque desapareció el 15 de noviembre. Varios documentos se han filtrado en este último tiempo y ahora apareció uno nuevo que detalla la última comunicación que mantuvo la nave con el jefe de la fuerza de submarinos, Claudio Villamide.

Según detalló Clarín los datos de la última comunicación están en un descargo que Villamide y el ex jefe de la base de puerto Belgrano, vicealmirante Luis López Masseo prepararon para entregar a la comisión investigadora de Defensa y a la Justicia.

SUSCRIBITE PARA QUE EL DESTAPE CREZCA

En el documento, se especifica que el jefe de operaciones del San Juan, Fernando Villareal, comunicó al jefe de la fuerza de submarinos que tras el violento temporal de la noche anterior- se sumergiría: “a plano 40 para entrar al tanque de batería n°3 y evaluar los daños”, luego de haber sufrido un cortocircuito.

LEÉ MÁS: Revelan que la Armada realizó inteligencia sobre la defensa británica de Malvinas

"Plano 40" significa a 40 metros de profundidad donde los submarinos navegan propulsados por las baterías. En la superficie, usan sus motores diésel, pero la tormenta las impedía navegar allí.

Además, Villareal le había dicho a la base que estaban “navegando en plano de periscopio” antes de la inmersión donde no sufrirían los efectos de la tormenta y le informó que “tenían intenciones de descansar porque el temporal los había castigado durante la navegación en superficie de la noche anterior”.

Según el descargo, Villamide y López Masseo le indicaron al submarino “cancelar la patrulla y volver a Mar del Plata” y que “en cuanto volviera a inmersión iniciaría el regreso porque en ese momento navegaba con rumbo 080° (debido a la tormenta) / 5 Ns, propulsando con circuito dividido, cargando aire y que habían bajado al Oficial de guardia y al vigía porque las olas cubrían la vela (la torreta).Una vez en inmersión ingresarían al tanque de baterías para evaluar el cortocircuito”.

Luego, le indicó que cambiara su recorrido “a manera que creyera más conveniente a fin de facilitarle el regreso” a Mar del Plata. Y tras la comunicación habló con el comandante de Adiestramiento y Alistamiento de la base de Puerto Belgrano, vicealmirante López Masseo para comunicarle la novedad del San Juan.

Seguidamente, el comandante de la fuerza de submarinos le ordenó comunicarse cada 36 horas y le mandó al San Juan el siguiente mensaje por escrito:-“solicitar cambio aviss / derrota directa a ((mpl, mar del plata)) / vda a discrecion / inmersion-superficie según factibilidad / enviar sitrep ampliatorio”.

Por último, en el documento los marinos explican que el plan de rescate se puso en marcha el 16 de noviembre a las 16.23, es decir 4,5 horas antes de lo previsto por el reglamento del sistema de alertas y emergencias que rige para los submarinos.

Como los submarinos son un arma estratégica que deben navegar sin ser detectados no se comunican constantemente, sino con una frecuencia mínima de 24 horas y una máxima de 72.

En esta nota