El presidente Mauricio Macrirecibió en julio de 2016 en la Quinta de Olivos a Las Leonas y las felicitó por el título que obtuvieron el fin de semana último en Londres, cuando volvieron a consagrarse campeonas de la Champions Trophy. Hoy el gobierno nacional le dio la espalda al deporte al eliminar la Secretaría de Deporte, degradarla a Agencia y abrir la puerta a la privatización.

Entre promesas de mejoras para el deporte, Macri les dio respaldo en el pedido de renuncia de Aníbal Fernández de la presidencia de la Confederación Argentina de Hockey (CAH).

Embed

Tras el encuentro, las deportistas habían pedido saludar a la primera dama, Juliana Awada, con quien se sacaron fotografías y selfies. Además le regalaron a Antonia, la hija de la pareja presidencial, una camiseta con su nombre estampado y con el número 8, el mismo que usaba la histórica líder de Las Leonas, Luciana Aymar. También participaron de la audiencia el ministro de Educación, Esteban Bullrich, y el secretario de Deporte de la Nación, Carlos Mac Allister.

Embed

El presidente Mauricio Macri firmó y publicó hoy el DNU que degrada la Secretaría de Deportes en una Agencia, situación que permitiría privatizar, arancelar o incluso vender bienes estatales. La medida, que ya había sido anticipada periodísticamente, generó un fuerte rechazo de los deportistas argentinos.

A través del DNU 92/2019, se creó la Agencia de Deporte Nacional, que pasa a reemplazar a la ex Secretaría de Deportes. Se teme que con esto se abra la puerta para vender, por ejemplo, los terrenos que pertenecen al ENARD, ubicados en una de las zonas más caras de la Ciudad de Buenos Aires.

En esta nota