El poder económico presiona a Alberto | El Destape con Roberto Navarro Suscribite

X

La encargada de un merendero en Ciudad Oculta Vilma Acuña contó la cruda realidad que viven en los comedores por el aumento de chicos que concurren al lugar porque sus familias no tienen para comer. "A diario vienen 400 personas al comedor, todos los días piden vacantes más gente", detalló.

En diálogo con Navarro 2019 por El Destape Radio, Acuña advirtió que “los comedores vinculados al Gobierno y los punteros políticos del PRO consiguen planes sociales y más comida para la gente, el resto no” y expuso que “hay comedores que si se afilian a los partidos tienen otros beneficios, es muy frustrante".

Embed

“No me sorprendieron los números de la pobreza, nosotros vemos el dolor todos los días, el hambre duele”, aseveró y confesó que "los chicos toman agua para engañar al hambre".

Sentenció: "Le pediría a Larreta y Macri un manto de piedad, les falta humanidad, no nos dan alternativas para trabajar y salir adelante".