La gobernadora María Eugenia Vidal fue interpelada de forma pacífica por la docente Liliana Rossi, que le reclamó por el tema de las paritarias, y respondió de una forma muy despectiva ante el reclamo de la trabajadora.

Sin abrir ningún tipo de canal de diálogo Vidal llevó a cabo un irrespetuoso desplante ante la docente que le pidió la apertura de una mesa de diálogo para debatir la negociación salarial. El hecho ocurrió en el barrio de Lanús.

"Estamos preocupados por la no convocatoria a la paritaria, que la última fue el 6 de febrero del año pasado", expresó la integrante del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA).

Embed

"Estamos muy preocupados, queremos que se inicien las clases pero queremos que se respeten nuestros derechos. Necesitamos sentarnos en una mesa de diálogo", manifestó Rossi, al tiempo que la gobernadora se limitó a contestar: "Y qué los chicos aprendan, ¿no?".