El juez federal Claudio Bonadioordenó excavar una estancia del empresario Lázaro Báez en la provincia de Santa Cruz en búsqueda de dinero oculto para intentar incriminar a la senadora de Unidad Ciudadana Cristina Kirchner. Lo llamativo es que Bonadio no debería estar al frente de la causa debido a que Lázaro Baez no está implicado en la imputación por los supuestos cuadernos del chofer Oscar Centeno que investiga el juez federal.

"Hay algo que no entiendo: si Lázaro Báez no está mencionado en la causa cuadernos, ¿por qué es Bonadio el que ordena allanar su propiedad (ya excavada anteriormente) a partir de la declaración de un "cazarecompensa"? Si Baez ya tiene una causa en curso", afirmó el periodista Juan Amorín en su cuenta de Twitter.

Embed

De acuerdo a Infobae, tres personas, que se presentaron ante el Ministerio de Seguridad y pidieron la retribución del 10% que el gobierno nacional ofreció a quienes ayudaran a encontrar bienes provenientes de la corrupción, señalaron que en el lugar vieron a personas enterrar el dinero.

Si los cazarecompensas hubieran aportando algo sobre Lazaro Baez, Bonadio lo debería haber remitido a la causa por enriquecimiento ilícito que tiene el empresario y que el juez federal Sebastián Casanello elevó a juicio oral.

En el mensaje, Amorín además revela un dato no menor: la propiedad ya había sido excavada, algo que dejaría suspicacias en caso de que ahora encuentren dinero. La estancia ubicada en Cruz Aike había sido excavada por el fiscal Guillermo Marijuan en 2016 en el marco de la causa por lavado de dinero.

marijuan.jpg

Por su parte, el periodista Mariano Martín informó que hace una semana una fuente le aseguró que personal de la Secretaría de Inteligencia enterró plata en el sur del territorio argentino para hacerla pasar como dinero de la ex presidenta Cristina Kirchner.

En esta nota