Tras el escándalo del caso del ministro Jorge Triaca, los ánimos en Casa Rosada están caldeados porque pasan los días y las repercusiones del escándalo no pasan. Ahora, el que está en la mira es el ministro de Agroindustria, Miguel Etchevehere, y desde el Ejecutivo nacional evalúan los costos de mantenerlo en el Ministerio.

Es que al ex hombre de la Sociedad Rural que tuvo que devolver un polémico bono, ahora se le suma el llamado a indagatoria previsto para el 27 de febrero y 5 de marzo próximo, en la causa por lavado de activos y vaciamiento de El Diario de Paraná que le inició su propia hermana Dolores.

LEÉ MÁS: El 56 % de los votantes de Cambiemos considera que Triaca debe renunciar

Según detalló el portal La Política Online, el Gobierno nacional evalúa la posibilidad de que se quede frente a Agroindustria hasta la exposición de La Rural, que se realizará en el predio de Palermo el 30 de julio. En tanto, otra posibilidad es que el Ministerio sea degradado a una Secretaría.

La situación judicial de Etchevehere es complicada y Macri analiza con seriedad los costos de mantenerlo en el Gobierno. No obstante, el ministro llevó a cabo, en las últimas horas, una jugada que le permitirá rearmar la estrategia judicial. Sus abogados con ayuda de su familia lograron postergar la indagatoria a través de un recurso de apelación del que hizo lugar la jueza Paola Firpo que ahora deberá fijar la nueva fecha.

LEÉ MÁS: Etchevehere devolvió el "incentivo" que le había dado la Sociedad Rural

Ahora, la defensa de Dolores Etchevehere tiene tiempo hasta el 14 para contestar la apelación. "Es una tensión compleja porque se trata de un ministro que está presionando a la Justicia para no ser investigado", revelaron los abogados de la hermana del ministro.