El parrillero Luis Almada que recibió en 2017 al presidente, Mauricio Macri, anunció que caminará hasta la Casa Rosada para exigirle al jefe de Estado que cumpla su promesa de proveer lo necesario para el funcionamiento de un proyecto para ayudar a gente en situación de calle.

“Yo le propuse un plan (a Macri) (…), él me dijo que lo hagamos, que probemos. Y yo empecé a hacerlo (…) se ve que los tiempos de la Nación no son los mismos tiempos de la necesidad”, afirmó Luis Almada, dueño de la Pollería El Establo, quien además contó que se fundió y que debió cerrar la fundación.

Embed

Almada comenzará un peregrinaje hacia la Casa Rosada el 1° de noviembre, según lo anunció a través de su cuenta de Facebook. En el posteo pide el apoyo de los cordobeses, los mismos que dieron el triunfo al exintendente porteño en el balotaje presidencial de 2015.

Una vez en Buenos Aires piensa exigirle en la cara al mandatario que cumpla con una promesa que lleva 17 meses: proveer lo necesario para el funcionamiento de un proyecto para ayudar a gente en situación de calle. “Ya empecé a practicar. Camino 10 kilómetros todos los días. Y la gente alienta y quiere sumarse”, dice.

La añadidura de voluntades es algo más que una posibilidad, considera. Y no es la única advertencia. “Ni bien ponga un pie en la ruta seré oposición”, anticipa. “Se van a olvidar de macanear. Es lo que más quiero”, afirma.

Embed

En esta nota