En el contexto de la crisis cambiaria y la escalada inflacionaria, las ventas en shoppings y supermercados cayeron casi el 4% en julio respecto al mismo mes del año anterior, según el Indec. La retracción del consumo reflejó las primeras consecuencias de la crisis económica que estalló en julio.

En términos interanuales, el organismo indicó que las ventas por cantidades en los supermercados cayeron 3,7%, mientras que en los centros de compras la contracción del consumo llegó al 3,8%.

En los supermercados, los sectores con los aumentos interanulaes más importantes fueron: indumentaria, calzado y textiles para el hogar con un 32,5%, panadería, 31,9%, verdulería y frutería, 30,2% y almacén, 29,9%. Por otra parte, en los shoppings, los rubros con mayor incremento fueron: juguetería con el 41,4%, otros, 40,3%, ropa y accesorios deportivos, con el 40,1%, perfumería y farmacia, con el 29,7% e indumentaria, calzado y marroquinería, con el 23,8%.

Para estos establecimientos comerciales, julio fue el mes en que más se reflejó la situación económica y financiera que del país, ya que en meses anteriores el entusiasmo por el Mundial motorizó las ventas de televisores y con eso se equilibró en parte el nivel del consumo.

LEER MÁS: Por la megadevaluación que generó el Gobierno, Macri ganó $ 47 millones

En esta nota