El consumo de los hogares caerá 2,5% este año con un mayor impacto en los sectores de menores ingresos, como consecuencia de las subas de precios y tarifas, y la devaluación, estimó un directivo de la consultora Kantar Worldpanel.

"Notamos un impacto cada vez mayor contra el consumo a medida que avanza el año", sostuvo el director comercial, Federico Filipponi. En junio, el consumo de los hogares cayó 2% a nivel nacional, según el relevamiento realizado por esa consultora.

"Con esos datos, el primer semestre cerró estable con relación al mismo período de 2017, pero las proyecciones para todo el año nos indican que el consumo caerá 5% en el segundo semestre, y que 2018 terminará con una baja del 2,5% aproximadamente", dijo el especialista.

"En esos hogares impacta fuerte el retraso de paritarias y la caída del empleo", señaló Filipponi.

Explicó que la "estabilidad" del segundo trimestre se compara con lo que fue el peor trimestre del 2017, cuando el consumo había caído 4%.

Precisó que para el segundo semestre Kantar está proyectando una fuerte caída del 5%, pero como la primera mitad del año cerró estable, el 2018 cerrará con un descenso del 2,5%.

Filipponi dijo que son "los hogares de menores recursos los que están haciendo caer el consumo", ya que en los medios altos y altos el rubro alimentos, bebidas y limpieza no sintió tanto el ajuste.

Sostuvo que se está "al mismo nivel del peor momento del año pasado".

Dijo que el impacto de la crisis es "desigual" y puntualizó que en los hogares de poder adquisitivo "bajo superior", que tienen salarios de convenio, hace tres años que el consumo cae.

En esta nota