El presidente Mauricio Macri fue el gran protagonista de la mañana del viernes en las redes sociales luego de que adelantará que el partido Boca - River por la libertadores se jugaría con público visitante y lanzará un picante comentario que despertó indignación en los hinchas millonarios.

"Acordandome aquella semifinal con River que ganamos y era un estadio en silencio", se burló Macri sobre los hinchas del club de Nuñez con un comentario que generó indignación.

Embed

"Hoy me levanté y dije 'vamos a hacer que esta final tenga el condimento del fútbol argentino'”, agregó Macri.

El jefe de Estado confirmó que los partidos por la final se disputarán con hinchas visitantes, pese a que el ministro de Seguridad porteño, Martín Ocampo, afirmó que no están dadas las condiciones para que se pueda permitir el ingreso de público rival.

Macri se acordó así de las semifinales de la Copa Libertadores 2004, cuando no hubo hinchas visitantes en ninguno de los partidos. Boca derrotó a River por 1 a 0 en el partido de ida, mientras que la vuelta fue para River por 2 a 1. Como no existía aun la regla del gol de visitante, fueron a los penales y Boca se impuso por 5 a 4 ante un Monumental repleto de hinchas del Millonario.